top of page

ONLINE: La increíble historia de la nariz del Dr. Freud

Freud, al perder su sentido del olfato intenta recuperar su díscola nariz. Mediante su propia práctica psicoanalítica la hace sentar en el diván, con el deseo terapéutico de que ésta pueda reincorporarse a su yo, entrando en razón. PARA PÚBLICO ADULTO

Se ha cerrado la posibilidad de registrarse
Ver otros eventos
ONLINE: La increíble historia de la nariz del Dr. Freud
ONLINE: La increíble historia de la nariz del Dr. Freud

¿Dónde nos vemos?

30 dic 2020, 8:00 – 30 jun 2021, 12:00

Una ventana a la imaginación

Reseña

PARA PÚBLICO ADULTO

En “La increíble historia de la nariz del Dr. Freud” el protagonista lucha contra sí mismo. Freud. al perder su sentido del olfato intenta recuperar su díscola nariz. Mediante su propia práctica psicoanalítica la hace sentar en el diván, con el deseo terapéutico de que ésta pueda reincorporarse a su yo, entrando en razón. Mas la nariz ya poseída por el demonio de la adicción, huye de él, presa de un delirio omnipotente que la precipita por el abismo de su caótico hedonismo. No contenta la nariz con proclamar su absoluta independencia con el fin de adquirir su propia personalidad, secuestra y seduce a su prometida, hasta arrastrarla consigo por el torbellino de la pasión amorosa y el eros compulsivo y desatado. La fantástica situación irá generando un caos interno en el Dr. Freud, a quién no sólo le produce un ataque desenfrenado de celos, sino que además, lo conduce a una disolución continua de su ser que atomiza y va fragmentando su cuerpo, produciéndole una crisis existencial y una pérdida irreversible de identidad total; en donde una nariz sexuada y adictiva gobierna a los demás órganos y sentidos, poniéndolos al servicio de su propio placer y el de su amada Marta, quién por esa vía del eros, también pierde su compostura y lo “ traiciona”. Pero ella, seducida y enamorada, justifica su culpa y su deseo al sentir que ese desprendimiento de los órganos y sentidos extraviados al fin de cuentas son las partes amadas y anheladas se su futuro marido. Al final, del psicoanalista original sólo restan sus orejas y, de forma fatal, éste queda reducido a la atenta pero impotente escucha. Y frente al desafío autosuficiente de su nariz que ha logrado divorciar su mente y su cuerpo, a nuestro pobre Freud desconsolado, dividido y aislado, no le ha quedado mayor remedio que el de hacerse el sordo.

Entradas

  • Aporte

    15.000,00 COP
    Comisión de servicio: +375,00 COP
  • Aporte

    20.000,00 COP
    Comisión de servicio: +500,00 COP
  • Aporte

    25.000,00 COP
    Comisión de servicio: +625,00 COP

Total

0,00 COP

Comparte este evento

bottom of page