Teatro Libélula Dorada... 40 Años de Vuelo Por la Imaginación

En el año 1976 nace la Libélula Dorada donde empieza un vuelo por la imaginación...

Génesis

 

La Fundación de Títeres y Teatro “La Libélula Dorada” nace en 1976. Fue creada por César Santiago Álvarez (Director general) e Iván Darío Álvarez (Dramaturgo y codirector artístico). Su horizonte utópico siempre ha sido imaginar un teatro de muñecos con identidad para fecundar desde el ejemplo estético, una cultura del títere en nuestro país.

 

Su nombre es una metáfora. Las libélulas nacen en el agua, símbolo de la vida y emergen aladas hacia el aire, símbolo de la libertad. Es así como profesionales de la ilusión, la vida y la libertad son hijas inseparables de la imaginación. En ese dúo de símbolos se inspira nuestra virtud y nuestra fuerza creativa como titiriteros.

 

Gracias a esa savia poética “La Libélula Dorada” ha creado y puesto en escena obras para niños y adultos, mediante una pedagogía y una ética de la imaginación, que desde el arte mágico de los títeres, ha venido propiciando un espacio de libertad creadora, constituyéndose en un referente artístico de nuestra ciudad.

 

En 1992 La Libélula sueña con un “Centro cultural” para niños, jóvenes y adultos, que sirva no sólo para cultivar el teatro de títeres en particular, sino también las artes en general. Ese proyecto hasta el día de hoy es una realidad, siendo considerado un importante aporte socio- cultural para el país por la fundación “Alejandro Ángel Escobar”, quien le otorgó uno de sus premios de solidaridad en agosto de 1995.

 

La Libélula en la actualidad cuenta con una sede propia, dotada de una planta administrativa y un escenario idóneo con capacidad para albergar a 150 espectadores mantiene una programación diversa durante todo el año.